jueves, noviembre 17, 2005

Mi diario II

Estaba sentado en el parque escuchando los pájaros. Los que están dentro y fuera. Una melodía armoniosa ocurría en mi interior, las cosas -mis cosas- están encuadrándose en un cubo de colores, similar al mágico pero más esotérico. Saqué el diario y escribí:
-Eso. Tero. Ico...
[acoto: en este momento mi cerebro sufre un corto circuito. las acotaciones en mi diario son versiones primitivas de notas al pie. explican qué]
Un caballito ilusorio, eso es. Mi escritura es un caballito ilusorio que cualquiera puede montar.
[acoto: no así su autor]
Y cabalgar, cabalgar, cabalgar bien lejos de esta mierda. Bien, bien lejos. Hasta una mierda distinta, con un olor propio que no desagrada. Porque el popó personal no mortifica. Al menos no tanto. Cerré el cuaderno y me quedé pensando en que el otro día yo hablaba de buitres y él escribió sobre albatros. Ella se acordó lo que dije: aves. Y nadie lo entendió porque me preguntaron al fin. Abrí el diario por segunda vez:
[acoto: abrir y cerrar mi diario es una operación cotidiana, se repite a lo largo del día unas cien mil veces]
-¿Por qué los pájaros?
-Porque ellos encarnan la libertad, ¿entendés?
-No.
Suspiré. Y pensé que si uno no quiere entender no debería preguntar. Pero hay gente que pregunta aunque sabe la respuesta; busca evacuar la duda, el temor. El que no quiere saber, el que pregunta por preguntar, ése... Me recuperé de mi cansino autoritarismo, y disparé:
-Porque cuando me subí a la tabla descubrí la libertad; porque los pájaros, su vuelo, explican mis sentimientos; porque la ola es el cielo y la tabla es alas; porque vivo mitad en este mundo y mitad en el otro; porque la sal es lágrimas; ¿ahora sí?
-No, no entiendo por qué ahora te la das de no sé qué.
Volví a suspirar y cerré el diario. No hubo más que hablar -al menos que mereciese recordarse- ni nada que anotar.
[acoto: cabalgándome bien lejos, hacia ningún lugar, donde me esperan mis cuadernos, mi lapicera, la noche, su brillo azul, vos, tu sonrisa, Magoya y las ganas de escribir].

15 comentarios:

alterego dijo...

de verdad, me encantó...
siento que mi vocabulario se a tan pobre, pero me has dejado sin palabras...

Niño Errante dijo...

su alterego: le agradezco el comentario, no reprima su vocabulario, yo leo su blog y sé que a usted no le falta nada.
Cordialmente,
Yo.

Guadalupe dijo...

Las tablas y el mar han de ser algo similar a las tablas y la nieve. Al fin y al cabo, seguimos hablando de agua, aunque en distintos estados.
Y ahora que lo menciono, nosotros también somo agua, al menos en un ochenta por ciento.
Sólo nos falta volar... alas ya tenemos. Hay que ponerse en marcha.
Hay mucha mierda que descubrir allá afuera.

cronopio dijo...

hay geniales inventos humanos (como la bicicleta) que alivian un poco nuestra incapacidad de volar.

Niño Errante dijo...

wachi: todo lo que se relaciona con tablas es lo mismo, excepto la tabla de planchar que es un deporte ingrato.
cronopio/a: la bicicleta aporta para la liberación de los pueblos oprimidos, en caso de no creerme aconsejo leer It.
Cordialmente,
Yo.

cronopio dijo...

it? la de terror?
no será E.T?

Niño Errante dijo...

cronopio: La de terror, pero no la versión cinematográfica que -justamente- hace honor al género. La novela.
Cordialmente,
Yo.

callecita dijo...

algunos tenemos un pajarraco dentro
y otros un murciegalo chupa sangre

:P

cronopio dijo...

ahh... pero ET podía re ser. En ET hay bicicletas voladoras por la libertad, sí señor.

nji dijo...

estaba en una ventana de un piso alto, la semana pasada, y alli al frente un pajaro con un ala rota en un techo de zinc, que por cierto debía arder a esa hora. Cuando uno tiene la posibilidad de volar, y de repente se cae, el impacto es más duro, se producen más lastimaduras y corré peligro: no tiene idea donde va a caer. A mi ya me pasó un par de veces, suerte que siempre he aterrizado en suelos no tan hostiles.

Niño Errante dijo...

callesdebaires: buenos, son costumbres diurnas y nocturnas, es masomeno' lo mismo.
cronopia/a: tiene usted razón, las bicicletas de ET también aplican.
nji: caer, volver, desplomarse es muy doloroso, es cierto. Lo valioso es teneer la imaginación suficientemente potente para elevar el cuerpo, la memoria, para escapar.
Cordialmente,
Yo.

ugenia dijo...

cuando vos decís "vos", me estás hablando a mí? porque casi me parece que sí.
yo vuelo a veces, me pego cada palazo, pero igual es lindo

Niño Errante dijo...

¡Eeeeeh! Eeeeehrrrrr... ¿Usted dice el vos del final? Yo hablo de una vos que no suena a usted pero como la lectura es subjetividad (hasta cierto punto), si usted quiere creerlo así...
¡Libre albedrío, mierda!
Cordialmente,
Yo.

callecita dijo...

oiga.. donde anda?

sientese a escribir unas lineas che

Niño Errante dijo...

callecita: quien suscribe se haya en estado de destrucción postparto de posible ascenso (futbolístico). a duro el campeonato o yo estoy viejo, o la peor combinación posible.
Cordialmente,
Yo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...