martes, diciembre 13, 2005

Mal de turrete

Dolencia muy poco común que se manifiesta en la madurez política de algunas personas. Se diagnostica cuando el paciente presenta un impulso incontenible por emitir palabras marketineras, poblando su discurso con eslogans y frases hechas. Leopoldo Marechal la denominó la enfermedad del lugar común.
El investigador que aisló por primera vez el germen fue el argelino (nacionalizado francés) Maurice Macry. Su definición de la enfermedad quedó inscripta en el diccionario de dolencias políticas: necesidad impulsiva, incontinente e incoherente de emitir palabras marketineras. Se comenta que el propio Maurice se infectó en un desgraciado accidente, desconociéndose si el carácter viral de la enfermedad la hacía hereditaria.

"Porky Grout era una sucia rata capaz de vender a su familia -si es que alguna vez la tuvo- por el precio de un fracaso".
Dashiell Hammett.

10 comentarios:

julieta dijo...

Y se tocan mucho el pelo, no se si te fijaste ..

Niño Errante dijo...

julieta: no me había fijado, puede que también altere el sistema nervioso de alguna forma estrafalaria.
Cordialmente,
Yo.

El Dandy dijo...

Les parece que se tocan el pelo? No me la imagino a un Ibarrita alterando el peinado despues de horas frente al espejo...
Las palabras marketineras... que buscan vendernos? Ilusiones?

Niño Errante dijo...

dandyman: algo así como ilusiones. ¿Usted recuerda los tiempos-compartidos? Es algo así, usted paga creyedo que podrá usarlo pero, en el momento que lo necesita, siempre ocurre un martes trece.
Esa es la mercancía que trafican estos muchachos.
Cordialmente,
Yo.

Guadalupe dijo...

Yo no vi a ninguno toqueteándose el pelo. Es más, la mayoría casi no tiene pelo.
¿A quién viste, JUlieta?

Niño Errante dijo...

wachi: supongo que lo dirá por el argelino.
Cordialmente,
Yo.

Mavrakis dijo...

En una escena de "El Padrino", Marlon Brando le dice a Al Pacino que, lamentablemente, no tuvieron suficiente tiempo como para lograr que llegaran al verdadero Poder. Michael iba a ser el Senador Corleone, el Juez Corleone, el Gobernador Corleone...
La Familia jamás tendría que volver a depender de aquellas coimas que pagara Don Vitto para sostener sus negocios.

Pero no hubo tiempo para eso, en "El Padrino".

Niño Errante dijo...

mavrakis: es cierto. No hubo más tiempo.
Cordialmente,
Yo.

julieta dijo...

El tema eran las palabras marketineras, y yo veo gente que tiende a tocarse el pelo de manera casi involuntaria un 50% de las veces, luego lo hacen porque no saben que carajo decir cuando alguien les pregunta sobre estrategias o segmentación, a lo cual responden "nuestro traget (tocada de pelo) .." y todos revoleamos los ojos y nos aparecen globitos de pensamiento que gritan "esta pelotuda no sabe ni de que habla!".
Perdonen, metí una catarsis mía y la ensucié con las tocadas de pelo, pero es verdad ! es una constante.

Guadalupe dijo...

El echo de que alguien se toquetee el pelo puede deberse a dos cosas (a mi parecer):
La primera, y dentro de la cual me incluyo, es porque la maraña es tan incontrolable, que tenemos miedo de haber olvidado algo allí. Es más, creo que más seguro que el banco, es el desparramo en la cabeza de algunas personas.
La segunda, es el nerviosismo. La gente se pone nerviosa porque no sabe qué decir, porque no se siente cómoda, porque es estúpida o demasiado inteligente. Y estos "marketineros" que apuntan a un "target X", son tan estúpidos. Bueno, al menos en su mayoría (no vamos a acomodar a todos en el mismo estante, quién sabe?).

Tal vez se tocan así el pelo porque les dijeron que se viene el "look savage", y no quieren estar "out".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...