lunes, diciembre 12, 2005

Ir y venir

Esperaba el bondi y pensaba justo antes de venir al trabajo. Hago asociaciones últimamente, muchas asociaciones. A veces pienso que voy a salirme de mi cuerpo, que estoy harto de esto y lo otro, que no va más.
Este finde me pidieron que publique algo. Medité si, de esa forma, politizaba el contenido de mi blog pero creo que ya soy grandecito como para hacerme esas preguntas; mañana lo subo. Hace tiempo me encontré con alguien en la web y desperté.
Te lo dije entonces: viví años y años con una mordaza invisible que le pusieron a mi generación, a mi país. Ahora ya ni la usan, la gente se amordaza en su chatura, su liviandad consumista.
No pienso dejarme llevar.
El ser humano se cansa. Es algo cíclico que ocurre de tanto en tanto, como una marea histórica. Siempre hago la asociación con el ganado y sé que -a grandes rasgos- somos algo parecido. Los de arriba, harto duchos en esto de manejarnos, nos dejan SER hasta que se torna peligroso. Entonces sacan el rifle sanitario y nos la dan sezgando a los revoltosos. Es un principio válido -para ellos- de reproducción selectiva. Hoy lo descubrí en mi trabajo: un hombrecito -típico ignorante que toma decisiones millonarias- discurseando sobre la necesidad de un nuevo gobierno militar. Traté de encontrar, mentalmente porque el energúmeno es mi jefe, una forma de resistirlos, de no sé bien qué. Hoy opté por el silencio, una actitud que no puedo prolongar. No hay otra viejo, hay que pensar y difundir y estar atentos. No pueden ni deben volver.

"Yo, como muchos, sólo conocía el fascismo por libros. Cuando lo vi actuar en Chile, supe que era mi obligación luchar contra él".
H. Edelstam, embajador sueco en Santiago durante la dictadura de Pinochet.

11 comentarios:

Guadalupe dijo...

Me deja histérica el solo echo de pensarme cerca de un tipo como tu jefe.
Te compadezco-

Niño Errante dijo...

wachi: gracias por la comprensión.

ugenia dijo...

ah, niño errante, sé perfectamente de qué está hablando. Yo trabajo con gente repugnante, pero repugnante en serio, de esos que son famosos x su repugnancia. En mi diario escribe legendario conductor de televisión que apoyó todos los gobiernos militares.
Nosotros nos reímos, pero yo estoy segura de que si miramos fijo al capo de la redacción (ese que se está x retirar), atrás se le ven las llamitas. Beso, gracias por su mensaje en mi blog.

Scaramouche dijo...

Esos tipitos energúmenos son muy peligrosos. Y lo peor es que no se dan cuenta y no entienden nada.

Niño Errante dijo...

ugenia: entonces yo la compadezco a usté, ¿ese tipo se llama Bernardo o Julio?
scara: me alegra verlo otra vez circulando lso caminos de la red. Y comparto su visión sobre esos tipejos.
Cordialmente,
Yo.

Idoru dijo...

Ah! a veces uno tiene (no debe pero tiene )que optar por el silencio, y despues ? ... despues yo me agarro cada rabieta por tener que cerrar la boca...
Lo importante es tener los ojos abiertos :)

Niño Errante dijo...

idoru: hay que verlos diciendo... Es increíble.
Cordialmente,
Yo.

ugenia dijo...

ese tipo se llama mariano (puajj!!)

Niño Errante dijo...

ugenia: ¡me olvidé del profesor!
Cordialmente,
Yo.

paula dijo...

LOS JEFES SON TURROS POR DEFINITIO, CASI MÀS...!

Niño Errante dijo...

paula: es cierto, ¿serán una nueva clase de seres humanos?
Cordialmente,
Yo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...