martes, febrero 10, 2009

La vida te da

Cada sacudón, papito, cada olón te pianta en el balero y vos decís-pensás-sentís-diciendo que estás triste. Pero, qué sé yo querido, hay veces en que uno sonríe en medio de la tristeza y ahí 'ta, en ese reputísimo segundo de brillo, ahí sí, das con la idea de que todavía vive en tu corazón, un diminutivo de esperanza.

6 comentarios:

* dijo...

La esperanza es el último bocado del plato. Igual, resulta, que, tengo muy poco apetito en este momento.

Abrazo de gol

Niño Errante dijo...

Aaah, esa puta inapetencia.
Cordialmente,
Yo.

Anónimo dijo...

Es inutil empujar cuando la poronga es corta, pero lo bueno es seguir intentandolo no?, recuerda que por Lanus tenes las puertas abiertas.

Abrazo
Gucho

Niño Errante dijo...

Gracias Gus, y respondeme los mail motherfucker.
Cordialmente,
Yo.

Marcelo Huerta dijo...

Mi querido pequeñón, habiendo experimentado reciente(actual-)mente que efectivamente la vida sí da, aunque sea muy de tanto en tanto y donde uno menos lo espera (porque a veces su domicilio no quede acá a la vuelta), debo decirle que me gusta su texto.

Su amistad es una de las cosas que la vida me dio. Gracias por estar ahí y hacer que mis neuronas, de vez en cuando, peguen un chispazo necesario.

Niño Errante dijo...

Hey, por un lado me enternezco y te agradezco. Por otro me alegro, ¿vio que se puede?
Cordialmente,
Yo.


P.D: El se puede sonó un poco a Angeloz, ¿no?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...