lunes, agosto 29, 2005

Chismes de oficina I

Catarsis, he dicho. Casi todos vivimos la injusticia oficinesca, alguna vez, como una constante laboral. He tomado la arbitraria decisión de reproducir divertidas situaciones que tratan el asunto, si cabe el concepto, a través de la literatura. Se aceptan insultos y sandeces.

"- Señores, desde ahora mismo el trabajo efectuado por el secretario pude calificarse de fructífero. Por otra parte, les indico a ustedes que uno de mis sobrinos, Robert Gougnan du Peslot, me parece la persona ideal para asumir las funciones de director comercial del asunto. Les propongo que él mismo se encargue de fijar sus emolumentos y de contratar su secretaria.
- Perfectamente.
- En cuanto al personal técnico, se les podría asignar el sueldo que rige aquí, aumentado con una dieta pro desplazamiento.
- No estoy de acuerdo.
- Por una vez, tiene razón.
- Pero, vamos a ver, ¿qué es un técnico? No es alguien que requiera cualidaes especiales. Basta con aplicar mecánicamente cosas sabidas que cualquiera enseña.
- Fuera la dieta por desplazamiento.
- Una pequeña dieta por desplazamiento.
- Hay que meditar el problema.
- Señores, se levanta la sesión.
- Devuélvame mi postal.
- No se ha hablado de los agentes ejecutivos.
- Se hablará de ellos en la próxima reunión.
- No estoy de acuerdo."
Boris Vian, El otoño en Pekín.

3 comentarios:

El Asiduo dijo...

Continuando nuestra charla habitual, me sumaré a tu citación literaria, a mi manera claro está. Igualmente mi Errabundo Infante podrías coparte corresponder la cortesía algún día y dejarme un mensaje en mi Blog, que dicho sea de paso he revivido un poco y espero así mantener un buen tiempo.
Ahora sin más preambulos la Cita...

"Ley de Gilb Acerca de la Falta de Confiabilidad*

1.- No se debe confiar en las computadoras, pero menos aún en los seres humanos.
2.- Cualquier sistema que dependa de la precisión humana, és impreciso.
3.- Los errores no detectables són infinitos, mientras que los detectables son, por definición, finitos.
4.- Las inversiones para mejorar la precisión de un sistema, crecerán hasta que sean superiores al probable coste de los errores, o hasta que alguno proponga hacer algo útil." - Robert Bloch, El libro completo de las Leyes de Murphy.

(*Nota: tb conocidas como Leyes de Gilb sobre los Computadores")

Méndele dijo...

Odio los blogs. Tal vez sea un trauma infantil: un blog me mordió cuando era chiquito, y vi a mis blogs haciendo el amor cuando apenas tenía cinco años. Así que todo este comentario puede ser relativizable, estimado Sr. Panizza, no es personal, sólo negocios.
Es mi primer comentario y no tiene nada que ver con los postulados hasta ahora postulados por el blog éste. Sólo pido que me tengan paciencia: mañana tengo psicóloga.
Gracias por llamar.

Niño Errante dijo...

Muchos comentarios al pedo hubo. Mucha propaganda de otros blogs. Muchachos, colaboremos con la idea, ¿eh?
Agradezco el saludo del amigo Alex, y de los muchachos que comparten mi locura.
Cordialmente,
Yo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...