miércoles, noviembre 28, 2007

¿Qué nos queda?

Cuando todos nos garcan, sólo podemos confiar en la contundencia de nuestros propios soretes.

5 comentarios:

los bioy dijo...

Tal cuál -para la pena del de abajo nuestro (ley del gallinero)-

saludos!

Patto dijo...

Es hora de cambiar de tomar distancia.

Niño Errante dijo...

bioy: La ley del gallinero es un nefasto artilugio laboral. El problema es que a veces uno sucumbe a la perversa alegría que nos produce infundir a otros nuestra miseria.
patto: Por eso siempre digo que necesito un depto en Mardel, pa' poder huir(me) a surfear.
Cordialmente,
Yo.

los bioy dijo...

"El problema es que a veces uno sucumbe a la perversa alegría que nos produce infundir a otros nuestra miseria" claro, pero que es responsabilidad delos dos ¿verdad? del cagador y del cagado

Niño Errante dijo...

¡Qué quiere que le diga! Cuando me cagan considero que la culpa la tiene el otro y, cuando el soretero soy yo, me siento de mal...
Me siento un conflictuado.
Cordialmente,
Yo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...