lunes, septiembre 10, 2007

Otro vejete

Dos velas atestiguan el cambio de década. Quizá sea vean borrosas por mi enchotamiento o el pésimo sensor de mi nuevo celular.
Llegué a treinta en medio de un festejo plagado de gritos y borrachos, con más ganas de dormir que de arrancar pa' perderse en la noche. Y está bien, ahora somos discutidores de sillón, que engordan sus fundamentos libro tras libro, después de, años atrás, haber enflaquecido por resacas y moretones en la cara.
Los tiempos cambian y, por suerte o desgracia, nosotros también cambiamos con ellos.

2 comentarios:

Amor Entintado dijo...

¡Albricias! Y que la nueva década que arranca venga con fortuna, salud y nuevas habilidades en el Fútbol 5.

Niño Errante dijo...

Oh, AE, muchas gracias. Cambiamos la gambeta por la garra, igual empiezan con G.
Cordialmente,
Yo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...