jueves, septiembre 06, 2007

Ay, tanete querido

¡Qué año, viejo!
¿Cuanto resum dorma menos tendremos en el mundo? ¿Cuántas princesitas condenarán a muerte a voces menos ilustres que la que adornaba esa garganta de teflón? ¿Tenés idea, barba, de lo que me complicaste la vida? ¿Cómo voy a tomarle vino en el balcón, sin llorar? ¿Cómo hago para oírle la voz sin recordar que se ha ido?
Feroz cagada la tuya, Tata, primero el negro y ahora éste. Si habrás endurecido corazones con este silencio, obligándonos a una añoranza que agora nos envenena.
Ciao Lucciano, hoy, más que nunca, con o sin Thurandot*, el nombre del extranjero es amor.


*Joan Sutherland, Luciano Pavarotti, Monserrat Caballé, Nicolai Ghiaurov, London Philarmonic Orchestra, Zubin Meta.

4 comentarios:

sibila dijo...

era ella una princesa de hielo?
gracias. supuse (mal),que a nadie le interesaba.

Niño Errante dijo...

Una inmensa, y real, barra de hielo.
De nada. También lamento la falta de interés.
Cordialmente,
Yo.

sibila dijo...

estoy linkeando este post en mi p´´agina.
perd´´on. no funcionan mis acentos.
cordialmente bis.

Niño Errante dijo...

Mercí.
Cordialmente,
Yo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...