lunes, septiembre 17, 2007

Mi diario (IX)

Soy un convencido de que la inspiración se acaba cuando choca contra la realidad: es muy difícil corregir, convertir lo escrito en algo satisfactorio. [acoto: vagancia que se escuda en inconformismo] Digamos que la inspiración muere víctima de la perfección literaria. [acoto: Bah, chamuyo barato de filos de café] Por eso me abandono a la lectura cuando no tengo cables que me manejen la mano o, quizá, porque me gusta perderme en la maravilla ajena. Sincerándome, debería reconocer que me expreso por rutas muertas que nadie escucha ni transita. [acoto: poetiso de bidét, menos sensibilidad que una palta]
Agenditas, 17-07-2006

5 comentarios:

Wilfredo Rosas dijo...

Ey. Nos tenemos que juntar alguna vez.

Ana Ortiz dijo...

Yo siempre tengo ideas en la mente, palabras que brotan como fuente. Imágenes, palabras, imágenes... pero a veces la fiaca me gana y me cuesta sentarme a plasmarlas.

sibila dijo...

no crea usted que las rutas están muertas, niño errante. crea que alguien escucha.

Niño Errante dijo...

wilfred: ya man, deberíamos juntarnos. Un día de estos voy a la radio.
ana: es el eterno problema del genio vago, uno tiene la pasta pero le falta levar.
sibila: no digo que nadie escuche. A veces siento que no digo nada.
Cordialmente,
Yo.

sibila dijo...

y yo digo que sus rutas no están muertas. je!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...