lunes, julio 03, 2006

Mundial V (y último)

¡Oh, berimbau!
Le dimos masita a los teutones, con toque y juego. ¡Hasta les ganamos en lo físico! Pero la suerte no nos acompañó en el tramo final y nos fuimos de herzog(queséyoqué). ¡No importa, papá, lo que jugaron eso' pibe'!
Pekerman, sos y serás el dueño de mi corazón fu'bolero.

4 comentarios:

+ Feliz que la mierda! dijo...

Adhiero...

Niño Errante dijo...

Lástima que la masa es resultadista. De lo contrario es fútbol -como deporte apoyado en un proyecto a largo plazo- podría progresar.
Pekerman es un ejemplo claro de trabajo de fondo pero a nadie le interesa analizarlo.
Cordialmente,
Yo.

niñoespina dijo...

Coincido, pero me surge una anomalía. Yo no creo en la suerte.
¿Cómo hacemos pues?

abrazo de gol

Niño Errante dijo...

En un juego de equipos como el fóbal los errores individuales se vuelven colectivos, ¿ahí va?
Cordialmente,
Yo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...