viernes, marzo 03, 2006

Filósofo móvil.

El aguacero nos obligó a un taxi, entre la humedad y el vientito era preferible la pobreza. El agua también hizo que la vereda se desbordase como un río.
El taxista se acercó lo posible y nos subimos. Luego de la dirección empezó la filosofía.
Uno a veces piensa en la dicotomía entre calle y letras, vivencias o libros.
Muchas veces se cuestiona la validez de un título, su importancia. Nos creemos parte de la generación X.
Después vemos a ese montón de intelectuales de cotillón que hablan de la importancia de una coma acá o allá, del nuevo vino de catena y de la belleza arquitectónica de la vieja Barcelona.
Y llega Capote con su estudiada frivolidad.
A uno le nace la certeza, ¿saben?, de que los maestros de la ficción no toleran la realidad.
No quería bajarme de su taxi pero tuve que hacerlo, debía comenzar la ficción cotidiana: yo actúo de trabajador y ellos juegan a que me respetan.

"Uno se esfuerza y se esfuerza, ¿y qué obtiene, eh? Nada. Porque no queda nada para el que se desloma. Entonces aparecen estos, que te dicen que seas vivo; hay que agachar la cabeza o rodearse de poderosos. Yo no puedo, no me lo banco."
RDP, unos meses antes de exiliarse.

6 comentarios:

El Dandy dijo...

Tiene suerte usté ninio. El último tachero que me toco era mas o menos igual de adinerado que M. Macri, pero estaba en el auto para no dejarlo parado por un turno.

Niño Errante dijo...

Ah, en ese caso su taxista era un excéntrico. ¿Vio? La gente de plata nunca es pelotuda, ni avariciosa ni nada..
Cordialmente,
Yo.

ice dijo...

alzese en contra de sus esclavistas martinus!

metales una demanda porque se quedo pegado con el servidor que siempre les dijo que necesitaba una nueva UPs y diga que no puede mover el dedo menique los dias de lluvia por culpa de esto.

con la guita de la demanda, se crea su propia editorial y explota las mentes de los sabiondos!

Niño Errante dijo...

Eso de la demanda no estaría nada mal. Pero dar un brazo a cambio, eso sí que no.
Cordialmente,
Yo.

ice dijo...

nono, no es un brazo, es sólo el dedo menique, y los dias de lluvia. no es tanto viejo!

no vio la pelicula de federico lupi, que el flaco simula haber quedado mudo?

al final de la pelicula, cuando gana finalmente el caso, el flaco se corta la lengua porque ya no soporta mas! es buenisima! eso si, usted no se corte el brazo, tamos?

Niño Errante dijo...

¡GENIAL!
Pero el brazo me lo dejo ahí.
Cordialmente,
Yo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...