miércoles, marzo 22, 2006

Esperanza

Lo deseaba desde lo profundo de su alma, un anhelo ahogado por la falta de herramientas con que realizarlo. Una obsesión oscura que lo empujaba a rastrear el éxito. Lo conseguiría a pesar de saberse torpe, un inhábil en el uso de la palanca y el botón.
Puso la moneda en la máquina y se dijo:
-¡A que saco el tigrecito rojo!

11 comentarios:

Lale dijo...

yo siempre quise el pez azul

Espiritu beat dijo...

Una vez mi viejo, que sabe mucho de todo, porque es mi viejo, obvio, me dijo:

"Yo tengo un cliente que trabajaba con esas maquinas y estan diseñadas para que cada 10 monedas, o sea, cada 10 veces que la pinza baja, una de ellas, lo haga con la fuerza necesaria para agarrar realmente un muñeco, o un reloj, depende de la maquina".

Mi viejo tiene razon. Medi tus expectativas, o ponelas en otro lado. O segui metiendo moendas hasta envcontrar lo que buscas.

sebote dijo...

La esperanza es la moneda constante,el impulso de cada día;es una forma de seguír aferrados a la vida,a pesar del dolor y los desaciertos cotidianos.
Abrazos!

Idoru dijo...

Mi inventario proveniente de esas maquinitas son:
1- un loro (rojo y amarillo)
2 - un dalmata
3 - y unos 6 bichitos que pretenden ser ositos

Guadalupe dijo...

No sé si por testaruda o por suertuda, siempre saqué muñecos; con muy poca insistencia. Sin gastar mucha monedita.

Ahora... ¿Qué me dice de la esperanza que uno deposita en el casino?

Niño Errante dijo...

Vea Wachi, eso no se llama esperanza sino vicio. Algunos tienen vicios más afortunados que otros.
Cordialmente,
Yo.

Guadalupe dijo...

Hay reglas o límites "básicos", por llamarlos de algún modo, que me ayudan a no convertir mis visitas al casino, en un vicio.

Y es que dicen, también, que a quien bien le va en el juego... bueno, ya ud. sabrá.

Niño Errante dijo...

Ah, yo sé mucho de perder, sí. Pero más sé de pelearla y ese saber es como un tesoro para mí, ¿vio?
Cordialmente,
Yo.

P.D: de los casinos me fascina el movimiento hipnótico de la ruleta, como que iría sólo para ver el efecto que produce sobre la gente.

silvi a. dijo...

Ahi está, confirmado, tener esperanza es el paso previo a la desilusión..

TT dijo...

Cómo me gusta su blog! Le dije?

Niño Errante dijo...

silvi a: alguien dijo ese clisé de que la vida es dulce, amargo, dulce, amargo, dulce... ¿no?
TT(o la niña-audi): doble agradecimiento. ¡Y no sea chupamedias!
Cordialmente,
Yo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...