martes, enero 31, 2006

Servilletas que se escriben solas II

El sabor de la sinceridad no se relaciona con la moral sino con ser artífice de la propia realidad.
Septiembre 25, año 2005, 13 hs - Bar El Federal.

10 comentarios:

ice dijo...

Elsa Bor de Lasinceridad es una amarga.

Niño Errante dijo...

¡Eh!
No me diga eso, es una cosa como que re importante, ¿vio?
Cordialmente,
Yo.

vinilica dijo...

yo creo que hay más sinceridad en lo irreal

Niño Errante dijo...

Gustos son gustos. Igual, Felisberto y Cortázar -siempre- serán los más grandes.
Cordialmente,
Yo.

Miss Pink dijo...

me confundi... dejame pensarlo...
cuando soy sincera no pienso nunca en la moral... creo q el no mentir y ser leall es l oq va con la moral... y bah... me dejaste pensando!

Nala dijo...

Si me preguntás, la sinceridad pasa por no mentirte.
Sino... no creo que sea por la moral, sino por la tranquilidad de ver las cosas sin un manto de mentira de por medio.

Niño Errante dijo...

miss pink y nala: la moral no tiene nada que ver, lo rumbeo más por la búsqueda de una realidad única, cómo decirlo, la búsqueda de un yo real, auténtico. Autenticidad, eso es.
Cordialmente,
Yo.

Pablo dijo...

"El Federal" se llama el bar?

Algo que ver con el siniestro Hadad?

ice dijo...

you want the truth? you can't handle the truth (quoteando a Jack Nicholson)

la sinceridad es amarga porque la mayoria de la gente prefiere que les mientas antes que aceptar la verdad.

Por eso me gusta tanto decir la verdad ^^

Niño Errante dijo...

*Creo que no está el Daniel ahí, pero hay un gaucho montonero, sí.
*Decir la verdad a veces es políticamente incorrecto, pero a uno le sale, ¿no?
Cordialmente,
Yo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...