jueves, junio 11, 2009

Desde Bblanca

El frío de la mañana me hunde más en mí mismo: Soy una sábana arrollada en una habitación; soy un número, el 208, que no sale en la quiniela.
Y sin embargo hay mucho más en mí, algo tibio que no reconozco pero que me tranquiliza tanto. O serán ideas que se estiran de mañana, quizá, mientras tomo café con desconocidos.
Ideas maravillosas que voy olvidando al desenrollar horas del día.

2 comentarios:

Limada dijo...

Baba blanca? :P
Saludosss.

Niño Errante dijo...

Más bien Boca Blanca (hace un tornillo acá), aunque sin rogel ni merengue.
Cordialmente,
Yo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...