viernes, marzo 23, 2007

Punitorios

Robar tostadas es casi tan horrible como forzar corazones. Y mucho menos poético.

4 comentarios:

sibila dijo...

pero las tostadas robadas son tan deliciosas!

Niño Errante dijo...

Claro, el sabor picante de lo ajeno.
Cordialmente,
Yo.

niñoespina dijo...

Este post me toca.
Muy mal lo suyo.
Osito Bimbo.

Abrazo Rockero

Niño Errante dijo...

¿?
Cordialmente,
Yo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...