sábado, noviembre 11, 2006

Hiedras del orto

Me ataca la nostalgia, esa voz torcida que susurra al oído: antes, antes, antes... Pero yo soy hijo de mi presente y sé, más bien intuyo, que el cosmos es nuestro cuerpo y el tiempo no nos sucede*.

*Alejandro Jodorowsky, los tecnócratas.

3 comentarios:

mi otro yo dijo...

El tiempo no nos sucede porque somos el tiempo.

mar dijo...

No puedo evitar mirar atrás.
Saludos.

Niño Errante dijo...

su otredad: sí, en realidad somos esa cosa que ocurre des el nacimiento hasta la muerte. Y podríamos afirmar que también seremos su recuerdo.
mar: Ah, la nostalgia, no hay problema mientras sea una mirada y no una inmovilidad.
Cordialmente,
Yo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...