martes, junio 26, 2007

Regalitos

Hoy, una promotora me regaló una golosina que me recordó a las melitas. Hacía mucho que no venía una promotora. Hacía mucho tiempo que no me regalaban nada por la calle.

3 comentarios:

niñoespina dijo...

Las promotoras son como las sirenas o como medusa. Igual, salvo por excepciones que supe conocer, para mí son un mito de la belleza femenina.
Es más, no iba a explicar mi teoría acá, pero cuando las imagino desvestirse para ducharse en su casa recuerdo la Transformación de Kafka.

niñoespina

Niño Errante dijo...

Oiga, que yo fui Kafka: trabajé en una compañía de seguros y me convirtieron en una cucaracha.
Cordialmente,
Yo.

niñoespina dijo...

Eso era maquillaje.
A menos que te haya entrado por los oídos, tu materia gris no cambió de color.

niñoespina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...