jueves, febrero 15, 2007

Ladies first

El tipo quiso ganársela diciendo muchas boludeces. Y la mina, yo la veía de perfil, empezó a mirar a los costados buscando algún salvavidas pero, con tanta mala suerte, que no encontró ningún bañero en ese bar.
A mí me dio gracia, al tipo miedo. Y parece que con el miedo le entraron ganas de pishar porque al rato salió disparando al baño.
Fue muy graciosa la cara que puso al volver y descubrir la mesa vacía. Ella había salido pitando ni bien se cerró la puerta del tualét.

moraleja: si ven zozobrar el galeón, preferible es retirarse antes de hacer el ridículo. Todos sabemos que del ridículo, como del cementerio, no se vuelve.

4 comentarios:

EmmaPeel dijo...

Me recordó una vez que presenciaba una situación similar, el chamuyo era taaaaan flojo que yo murmuraba piba rajá que estás a tiempo

saludos y que le sea leve el regreso!

Niño Errante dijo...

Esa era la sensación: (onda telepática) huye niña, huye!(/onda telepática)
Parece que hubo conexión y ella recibió el mensaje.
Le agradezco la guena onda.
Cordialmente,
Yo.

Ramona dijo...

Jua. Comico. volveré a ver que escribe...

niñoespina dijo...

¿Qué pitaba la mina?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...