sábado, enero 13, 2007

Placeres cotidianos

*Cagar mientras leo El Conde de Montecristo.
*Cortarme las uñas de los pies cuando estoy concentrado haciendo algo (obviamente con la mano, los alicates son elementos del imperialismo).
*Tomar una pinta de agua helada sin respirar.
*Pasearme por casa en calzoncillos, todo el día.
*Tomar mate cambiando la yerba con cada termo.
*Salir al pasillo, también en calzoncillos, para tirar la basura.
*Leer en la cama, mirando por la ventana como los otros se funden en el asfalto.

8 comentarios:

Guadalupe dijo...

mirá si cuando salís en paños menores a sacar la basura, se te cierra la puerta y te quedás encerrado afuera???


ha pasado. conozco casos. ojo

Niño Errante dijo...

Sería una fatalidad, pero es parte del juego. El quid es sentir esa ansiedad de que pueden verte, en calzoncillos, con la bolsa de basura en la mano.
Una ridiculez propia de mi persona.
Cordialmente,
Yo.

Paréntesis dijo...

no me excita cagar en el mar...que quiere que le diga... ;)
En otro ámbito, lindas fotos.

besos

Martín dijo...

Lo del mar, bueno... ¡Qué quiere que le diga! A mí no me excita hacer popó...
Gracias por lo de las fotos.
Cordialmente,
Yo.

Loca_Sola dijo...

Yo salgo a sacar la basura en piyama y descalza (pantaloncito y musculosa) y es un momento adrenalínico. Caminar por el pasillo y subir las escaleras corriendo sin hacer ruido, y rezando para no cruzarme con ningún vecino.
Saludos, don

Niño Errante dijo...

Ah, sí, sí...
El lanzamient ode basura también es un deporte extremo.
Cordialmente,
Yo.

niñoespina dijo...

¡Ahora sos nudista!
Me estás preocupando.
Hablemos.

Niño Errante dijo...

¿Quién es nudista?
Soy exhibicionista, chango.
Cordialmente,
Yo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...