miércoles, junio 28, 2006

Metaficciones culinarias

-¿Y si le pongo aceite?
-¿... qué?
-¿No quedará más jugoso?
-Mmmh, no sé. Me pa' que lo mejor es dejarlo en limón un rato y después sí, un poquitín de aceite, pa' agrandar el gusto.
-No sé, a veces pienso que me complico al pedo. No puede ser tan difícil cocinar un pollo.
Y ahí mismo cerré el diario, agotado el tema alimenticio no había nada más que hablar.

6 comentarios:

GC es un grande dijo...

la comida es un buen tema...como hablar del clima en el ascensor...

Niño Errante dijo...

También se aplica a cuestiones laborales o de indumentaria, especialmente en bares cercanos al lugar de trabajo, ¿no?
Cordialmente,
Yo.

Pablo dijo...

No es tan dificil..es verdad...según ómo quiera cocinarlo. Lo mejor es poner sal gruesa en una azadera y mandarlo al horno hasta que se haga...riquísimo.

niñoespina dijo...

¿Vos cocinás?
No puede ser.
¿Cómo me explicás ahora el porque de no haberme cocinado a mi?
Hoy estoy putote che.
Así y todo, provenzal, salgruesa, limón y cebollita. Me dio hambre.

abrazo de gol

Anónimo dijo...

Bueno, a mi nunca se salio bien, mas que un pollo es algo parecido a una esponja deforme sin gusto a nada, gracias por tus "tips" de cucchina.

Niño Errante dijo...

Pos claro que cocino, lo de la sal gruesa... ohg, bon apetit.
Cordialmente,
Yo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...