viernes, octubre 06, 2006

¡Tomá puto, yo me río igual!

Sonreír ante la tristeza tiene doble valor: barajamos la infelicidad pero escogemos sobreponernos a ella. Sólo por joder al destino, que nos abruma con su manto funesto.

4 comentarios:

mar dijo...

Uuuuffff niño, vaya desafío... hay k respirar profundo para hacer algo así...
Saluditos. Te leo.

Niño Errante dijo...

Hay que respirar, creo que eso ya es un logro.
Grazie.
Cordialmente,
Yo.

Paréntesis dijo...

sorry, paso, yo no puedo!!
me gusta deprimirme bien deprimida y en paz...que no me vengan con visiones optimistas cuyo único fin es engañarme cual niña de 5 años, no señor!
a mi la adversidad siempre me gana..
;)

Niño Errante dijo...

¡Y claro!
Después renegamos de los ansiolíticos.
Cordialmente,
Yo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...