martes, febrero 28, 2006

Mi diario III

06-02-2006
Saltar sobre el fuego no implica -siempre- un sacrificio. Las llamaradas arden en cuerpos inflamables y gracias al amianto -o la convicción- podemos librarnos de la quemazón.

4 comentarios:

Julia dijo...

Y no nos olvidemos del aloe vera =D

Niño Errante dijo...

Muy importante para las cortaduras, en verdad.
Cordialmente,
Yo.

Bárbara Din dijo...

Teardrop on the fire
feathers on my breath

Niño Errante dijo...

¡Gracias Barbi!
¿Has vuelto a Córdobas?
Cordialmente,
Yo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...